domingo, 3 de abril de 2016

MISCELÁNEA POÉTICA

 
BUSCANDO

Pasé la vida buscando,
preguntándome qué busco…
En el fondo ni lo sé…

Una quimera,
deseos del alma,
el sentir de mis sentidos,
o sueños creados
de mi propia fantasía.

¿Qué buscaba?
Una luz que alumbrara
la oscuridad de mis noches.

Un amor igual al que siento
no busques más:
no existe.


ARDE

¡Arde! ¡Arde en mí!

Arde hasta que te sienta
en mis huesos.

¡Arde en mí!

Con tus besos lentamente
me irás apagando.
Enredándome en tu viento
vuélveme loca de sentimientos.

Apaga lentamente el fuego
con tu respiración, con tu aliento…


SENTIR

Es necesario pedirlo?
-no, ¡no!

No es necesario,
no hace falta decirlo,

sólo cogerlo,
tómalo tú,

dámelo a mí:
sólo basta sentir.


AUNQUE SEA MENTIRA

Debajo del Sol vivo sola
y con la fuerza que me da
me enfrento al mundo.

Te amaré
contra vientos y mareas,
principio y final,
mi luz, mi verdad…
¡aunque mentira sea!


ANDALUCÍA

¿Cómo la veo?

Tierra color de sangre,
campos verdes de esperanza,
trigos como el oro,
casas blancas,
mil flores,
mil olores…

Toda ella poesía
su gentes sufridas, alegres,
costumbres, tradiciones
sentimientos, amores, cantares…

Historias aprendidas
de judíos, moros y cristianos,
reyes, sultanes,
mezcla de la sangre mía.

Así se hizo mi tierra
la más grande: ¡Andalucía!


QUISO SUBIR TAN ALTO

Quiso subir tan alto
que en la mitad de la cima
su cuerpo cansado estaba.

Mas la ambición de subir
gastó su fuerza y su alma

Cuando a la cumbre llegó
la vista no le alcanzaba

no vio el agua de lo ríos
ni los seres que habitaban.

Comprendió que había subido
para no ganarse nada.

Perdió su juventud, su tiempo
en una ambición frustrada.

Para perder lo más grande,
lo que la vida le daba:

el amor de los humanos
naturaleza, esperanza…

No la encontró en la cumbre,
no le sirvió para nada.


MUERTE

Muerte, ¿dónde habitas?
¿Dónde llevas a los muertos?
No llamas, no preguntas
ni eliges el lugar.

Siegas en un instante
la vida de un ser querido.
No te importa su edad
ni si quiere ir contigo.

La coges, la haces tuya.
¿Dónde llevas a los muertos?
¿Tú me quieres contestar?


ÁLBUM

En mi viejo álbum
hay fotos amarillas,
recuerdos pasados
de toda una vida,

mi niñez, mis amigos,
padres, hermanos,
familias, padrinos,
juventud, amores…

¡Mis hijos!
aquí me detengo,
no quiero pasar más
las hojas del álbum.

LENGUAS

Lenguas
como filos de navajas,
lenguas de fuego.
Queman, matan
amigos y compañeros…

Malditas lenguas
que antes de pensar hablan.


CALLES DE…

Farolas en las esquinas,
revolear de palomas
balcones llenos de flores,
cortinillas remangadas.

Miradores de mujeres,
sonar de campanas nobles,
olor a mar y azahares.

Callejuelas estrechitas
donde viven mis amores.
No estoy hablando de Roma

Es una calle cualquiera,
rodeada de mi gente,
de su luz y su ambiente,
callejuelas de mi Cádiz.