domingo, 17 de marzo de 2013

SUEÑOS DE NIÑA


Siendo muy niña
solía subirme
a una ventana.
Era mi palacio de cristal.
Por ella veía
todos mis sueños
y mis fantasías.

Si miraba al cielo
ovejitas blancas eran las nubes.
Abejitas jugaban, hablaban, reían
y a veces me guiñaban y me sonreían.

Las mariposas revoloteaban en las campanillas
que en el jardín del cielo sembrado tenía.

Un gato travieso quería
coger a las mariposas escondidas
en las flores multicolor.

Hados, príncipes, gigantes y caballitos
en la nube blanca de mi ventana
solía ver. Así día tras día,
subía a  mi ventana
y otra vez soñaba…